El ahorro energético en los hoteles: una prioridad para el sector

abril 4, 2018 1:15 pm
|Publicado por

Durante las recientes fiestas de Semana Santa, la ocupación hotelera ha vuelto a desbordarse. Esto conlleva una gran fuente de ingresos para el sector. Pero, lógicamente, también implican numerosos gastos. Y uno de los más elevados en este tipo de negocios es el destinado a recursos energéticos. Especialmente en un país con una gran tradición turística. Es lógico. A más clientes más habitaciones, más luz, más agua caliente… etcétera. También más horas de lavandería o restaurantes y mayores consumos energéticos.

Pero frente a este gasto energético, los hoteles españoles no pueden presumir de eficiencia energética. Los empresarios españoles del sector hotelero aún no acaban de animarse a dar el salto a adoptar soluciones para optimizar sus elevados gastos en energía. Y es una pena. Porque las circunstancias invitan a ello…

Según un informe de Endesa sobre el que ya hablábamos hace poco, sólo el 21% de los hoteles españoles han implantado soluciones o medidas para lograr la eficiencia energética. Este mismo informe determina que entre todos los establecimientos hoteleros, hasta un 61% de ellos tendría un ahorro potencial de un 20% de su consumo. Ahí es nada.

Por eso, os vamos a dar una serie de consejos y reflexiones para que asumamos la importancia de optimizar el consumo energético en los hoteles. Básicamente, porque es muy sencillo y rápido de lograr. Y los resultados nos permiten alcanzar importantes ahorros gracias a la eficiencia energética, una de las soluciones estrella que brinda Linkener a todos sus clientes y partners.

La necesidad ahorrar energía en los hoteles

Ahorrar energía ya es una razón en sí mismo. Pero si tenemos en cuenta que este tipo de negocios son de los que más consumo energético tienen, la razón resulta obvia. No hablamos de una oficina en la que las luces están en zonas comunes para todos los empleados. Un hotel no es una empresa con un horario limitado. Nos referimos a lugares donde existen infinidad de habitaciones y clientes en modo privado.

Es decir, nadie controla los consumos del cliente. Podemos encontrar clientes muy concienciados con la sostenibilidad pero, por desgracia, otros huéspedes se muestran despreocupados por las cuestiones de ahorro o medioambientales.

Así que, si eres gerente o responsable de algún establecimiento hotelero, seguramente puedas reflexionar sobre la necesidad de optimizar tu consumo energético desde una doble perspectiva. Por un lado por unas buenas prácticas vinculadas a la sostenibilidad y el respeto medioambiental. En segundo lugar, por tu ahorro económico y la rentabilidad que esto representará para tu hotel. Da igual el orden de importancia que le des a ambas razones. Lo importante es que empieces a aplicar medidas para la eficiencia energética.

La responsabilidad medioambiental del sector hotelero

Nos encontramos en un momento crucial para la sostenibilidad global. Las agresiones al medio ambiente son continuas, de forma directa e indirecta. Y la generación de energía es parte responsable de esas agresiones. Por ello, cuanto menos energía consumimos, más colaboramos al respeto medioambiental.

Así que resulta vital fomentar una conciencia para adquirir buenos hábitos y prácticas para que todos los sectores empresariales pongan su granito de arena al respecto

En este sentido, los hoteles tienen un gran consumo energético. Tanto por parte de los propios trabajadores para desempeñar sus labores diarias, como por parte de los clientes que pasan un buen puñado de horas o días en las áreas comunes o habitaciones.

Al fin y al cabo, el sector hotelero vive, en gran medida, del entorno en que se ubica Por ello, la concienciación y el mantenimiento del entorno resultan especialmente significativos para estos negocios. El deterioro medioambiental  afecta a las personas que nos visitan.

Si nos fijamos, el sector hotelero que más ha crecido en los últimos tiempos es el de turismo rural, o aquel ubicado en espacios naturales. Que son, además los más sensibles a la contaminación y degradación. De hecho, muchos turistas están dispuestos a pagar mayores tarifas si se encuentran en espacios verdes y son respetuosos con el medioambiente.

Razones de peso para el ahorro económico en los hoteles

Existen infinidad de tipos de hotel. Desde los más pequeñitos e íntimos, hasta esos grandes edificios con centenares de habitaciones. Por eso, los consumos varían muchísimo. Pero existe un término medio de consumos: entre el 14 y el 15% de los gastos de explotación de un hotel corresponden al consumo energético. Incluso, en algunos casos se dispara hasta el 25% cuando el consumo de energía es excesivo, según el informe de Endesa anteriormente referido.

ahorro energía hotelEsto implica que los gastos en energía suponen el segundo mayor gasto por detrás de las nominas de los empleados. Respecto al impacto medioambiental, el consumo energético se traduce en un 60% de las emisiones de CO2 que los hoteles generan.

Es por ello que los hoteles contemplan el consumo energético no como un gasto fijo, sino como una oportunidad de reducir sus costes sin grandes inversiones. Esto se traduce en un aumento de la rentabilidad de la empresa. Con medidas de eficiencia energética profesionales, como las que propone Linkener, podríamos reducir la factura de consumo energético en un hotel un 20%. Y esto podría equivaler a incrementar las reservas hoteleras de ese establecimiento entorno a un 5%.

Obviamente, los gastos en energía son ineludibles, pero si es posible optimizar estos consumos y minimizar nuestros gastos. Por ello necesitamos dotarnos de herramientas o soluciones para tal fin.

Entre las medidas para obtener la eficiencia energética y que incida en el ahorro en nuestra factura energética podemos aplicar algunas muy sencillas en ámbitos como la climatización, luminaria o aislamientos.

Pero es fundamental aplicar medidas y soluciones tecnológicas que incluyen sistemas de monitorización y telemedida como el Plug&Save de Linkener. Este tipo de soluciones supone apostar por la eficiencia. El control de los consumos de forma continua y detallada permite adoptar soluciones que aportan eficiencia y optimización de dichos consumos energéticos. Con todas las ventajas que ello supone…

¿Cómo conseguir ese ahorro energético en los hoteles?

Existen diversas y variadas acciones para conseguir el ahorro energético. Algunas medidas no tienen coste, mientras que otras requieren una inversión que siempre será rentable. Tal como describe el Plan de Ahorro y Eficiencia Energética en Establecimientos Hoteleros de la Comunidad Valenciana, desarrollado por la Agencia Valenciana de la Energía (AVEN), existen diversas acciones para ahorrar energía en un hotel:

  1. Iluminación. El informe recomienda el uso de lámparas y luminarias eficientes y la utilización de la luz solar. Pero también instalar interruptores automáticos de ocupación o la limpieza y mantenimiento de la luminaria.
  2. Calefacción y aire acondicionado. Es importante el aislamiento térmico de paredes cubiertas y suelos. También es recomendable el uso de doble cristal y de las bombas de calor. Sin olvidar el control del rendimiento de las calderas.
  3. Agua. Implantar calderas de baja temperatura y calderas de condensación y usar sistemas de bajo consumo en duchas y grifos. También es importante usar sistemas de detección y eliminación de fugas.
  4. Cocina y lavandería. Deberíamos contar, preferentemente, con hornos de convección forzada. Usar el calentamiento de los equipos sólo el tiempo necesario.
  5. Uso de energías renovables en la medida de lo posible. Especialmente el aprovechamiento de la energía solar mediante placas fotovoltaicas.

En definitiva, si queremos un ahorro energético estable y continuado necesitamos una optimización profesional y permanente a través de soluciones tecnológicas que incluyen sistemas de domótica e inmótica y mediante un gestor o asesor energético. Y, combinando ambas soluciones, determinar un plan estratégico de ahorro en nuestro hotel.

Además, el ahorro económico debe ser el impuso para cualquier hotel, pues ese ahorro supone una ventaja competitiva frente a sus competidores. Y permite invertir en otros proyectos que potencien nuestro establecimiento hotelero.

Beneficios del ahorro energético en hoteles

ahorro energía hotelLa eficiencia energética debería ser una prioridad en el sector hotelero pues supone hacer un mejor uso de la energía. Por ello, deberían fomentarse las buenas prácticas energéticas  y concienciar a empleados y clientes sobre esta necesidad. Para ello, los responsables de los hoteles deben impulsar políticas energéticas sostenibles mediante comportamientos y métodos de trabajo que reduzcan el consumo de energía sin mermar el confort del hotel. Los beneficios que la eficiencia energética aporta a este sector empresarial son los siguientes…

  • El compromiso de los hoteles por la eficiencia energética fomenta los valores de sostenibilidad y respeto medioambiental.
  • Una empresa responsable con el medioambiente genera oportunidades para entrar en nuevos mercados.
  • Aumenta la percepción favorable por parte de la opinión pública y la de nuestros propios clientes.
  • Mantener un sistema descuidado en nuestras instalaciones y equipos genera una percepción negativa en nuestros huéspedes, pero también en los empleados.
  • Por el contrario, implantar sistemas tecnológicos y soluciones adaptadas al cuidado de nuestras instalaciones aumentan la productividad de los empleados.