ahorro energético. linkener. eficiencia energético

Cómo aumentar el ahorro energético en el sector hostelero

julio 12, 2018 7:00 am
|Publicado por

El sector de la hostelería en España es uno de los pilares más importantes de la economía, con un 7,6% del PIB según la Federación Española de Hostelería. Por ello, es importante fomentar la competitividad de un sector tan importante y una de las mejores maneras de hacerlo es buscar el ahorro energético de las empresas hosteleras.

Según el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de Energía (IDAE), los consumos energéticos del sector de la hostelería pueden llegar a ser de hasta un 25% de los gastos totales en el sector hostelero, siendo especialmente críticas las estaciones de invierno y de verano por la necesidad de climatizar las instalaciones; por ello, desde Linkener fomentamos el control de los consumos energéticos para conseguir el ahorro energético buscado.

La climatización: Uno de los mayores potenciales de ahorro energético

Tanto si hablamos de restaurantes como de hoteles, la climatización es uno de los focos de consumo energético más importantes y al que es necesario prestar la atención debida para conseguir ahorrar en la factura eléctrica. Según un estudio llevado a cabo en conjunto por la Asociación Empresarial Hostelera de Madrid y la Consejería de Economía e Innovación Tecnológica de Madrid, el consumo de la climatización en el sector hostelero puede oscilar entre el 30% y el 40% del consumo total de energía.

El ahorro energético: clave para no derrochar en los hoteles 

Mejora del ahorro energético. Ventana abierta. Linkener, eficiencia energética

Una manera de aumentar el ahorro energético evitar el malgasto

En el caso de los hoteles, los huéspedes son propensos al malgasto de energía puesto que el consumo que realizan  los clientes no supone un incremento directo sobre el precio final que pagarán por su estancia. Por ello, la tarea de racionalizar el uso de la energía que se realiza en las habitaciones recae sobre los hombros de la Dirección del hotel.

Existen sistemas mediante los cuales se puede conseguir un consumo más inteligente de la energía que cada vez están tomando más fuerza entre los hoteles de todo el mundo. Por ejemplo, en el mercado se pueden encontrar sensores que desconecten el aire acondicionado o la calefacción cuando detectan que se abren las ventanas para evitar que se derroche energía.

Otro mecanismo muy extendido es la activación de los sistemas de climatización utilizando la tarjeta o las llaves de la habitación del hotel. Si los inquilinos abandonan la habitación, deberán llevarse la tarjeta para volver a acceder, desconectando así la climatización cuando la estancia se encuentra vacía, lo que hace aumentar el ahorro energético debido a un mejor uso de las instalaciones.

Utilizando termostatos inteligentes pueden programarse límites inferiores y superiores en la temperatura de la habitación, manteniendo así la temperatura dentro de los límites de confort en las habitaciones, sin permitir excesos de gasto que desembocarán en un precio más alto a pagar en la factura eléctrica.

En Linkener ofrecemos una solución para controlar que tus consumos sean adecuados, poder detectar puntos en los que mejorar las instalaciones, y corroborar que todo funciona correctamente. Puedes obtener más información aquí.

Los bares y restaurantes, dependientes de los sistemas de ahorro energético implementados

Al contrario que en los establecimientos hoteleros, en los restaurantes la climatización depende en  menor medida del grado de ocupación del local. Mientras que en los hoteles el aumento de consumo energético es proporcional a la ocupación, en los bares es necesario mantener todo el recinto a una temperatura de confort, y el gasto energético dependerá menos de la cantidad de gente que haya en ese momento en el local.

Debido a esto hay que afrontar las medidas de ahorro energético desde otro punto de vista, que es el de la optimización de los sistemas de climatización. Uno de los mejores sistemas para reducir el gasto energético en el apartado de climatización es el uso de cortinas de aire en todos los accesos al local, que reducen de una manera importante las pérdidas térmicas.

El Reglamento de Instalaciones Térmicas en la Edificación (RITE) obliga a realizar un número determinado de renovaciones de aire en el interior del local cada hora. Una buena manera de reducir el gasto de energía es controlar la cantidad de aire que es renovada, y adaptarla a la clientela que hay en un momento determinado puesto que la cantidad de aire a renovar no será la misma si el aforo es máximo o por el contrario la ocupación del local es baja.

Una opción para reducir los gastos de aire acondicionado en verano es utilizar sistemas que bloqueen la cantidad de radiación solar que incide sobre el local, como pueden ser cortinas, toldos, persianas, etcétera. El uso de estos elementos permite reducir en gran medida la carga térmica del local, y por tanto, una mejora del ahorro energético con la bajada del precio de la factura que lleva asociado.

La cocina, otro foco de ahorro energético

Ahorro energetico en electrodomesticos. Linkener, eficiencia energetica

Invertir en electrodomésticos eficientes repercutirá positivamente sobre el ahorro energético

El segundo elemento a tener en cuenta a la hora de tener en cuenta el gasto de energía en el sector de la hostelería son las cocinas. Puede llegar a suponer hasta el 30% del consumo de energía de la empresa, y por ello no debe descuidarse su gasto energético.

En las cocinas existen multitud de elementos que consumen una cantidad importante de energía, como hornos, fogones, friegaplatos, microondas… Para conseguir un ahorro energético que haga bajar el importe de nuestras facturas, es muy recomendable invertir en electrodomésticos con un buen nivel de eficiencia energética.

Puede que en algunos casos no resulte interesante sustituir los elementos viejos de la cocina por unos nuevos más eficientes, pero en la mayoría de situaciones, si se realiza un análisis, seguramente el resultado sea favorable hacia los electrodomésticos eficientes.

El agua caliente sanitaria, el gran olvidado

El consumo de agua caliente sanitaria puede llegar a ser hasta un 25% del total de las facturas en instalaciones hoteleras, ya que al igual que en el caso de la climatización, los clientes son descuidados al no depender la factura final del gasto de energía que se haya realizado.

Es muy importante vigilar que en la red de tuberías no existan fugas, puesto que es un gasto de energía que no se está aprovechando. También es importante en el caso de las calderas de gas natural o gasoil, utilizar calderas de condensación, puesto que su eficiencia es más elevada que las convencionales, y en aplicaciones de gran potencia el ahorro energético puede llegar a ser muy importante.

Desde Linkener, concienciados con el ahorro energético

En Linkener nos preocupamos por la eficiencia energética de la industria y el sector de servicios, por ello desarrollamos soluciones para la monitorización del consumo energético y la mejora de la eficiencia energética. Estaremos encantados de resolver tus dudas, ¡Ponte en contacto con nosotros!

Quiero conseguir ahorro energético en mi restaurante o en mi hotel