Asesor energetico ¿Qué es?

Qué es un asesor energético y cómo puede ayudarte a ahorrar en luz

febrero 9, 2018 11:45 am
|Publicado por

Un asesor energético es la persona que nos ayuda y asesora sobre la gestión energética dentro de una empresa. Teniendo en cuenta que los costes energéticos que se tienen en una Pyme, en una industria o en un edificio público son elevados, el asesor energético es una figura indispensable dentro de cualquier compañía. De hecho, solemos contar con un asesor fiscal o laboral y, a veces, dejamos de lado una parte esencial: la energética. Por tanto, tener un asesor energético es algo fundamental en cualquier negocio por pequeño que sea. 

 

El asesor energético nos ayudará a reducir nuestros gastos. De hecho, tal y como os explicamos en este otro artículo del blog los costes energéticos en un negocio pueden ascender al 7,5% del total en una empresa. Si hacemos unos números rápidos, eso significaría que de cada 1000 euros que gastamos, 75 los destinamos a la energía. Por tanto, será nuestro asesor energético el que nos dará soluciones para que podamos reducir estos números. Por pequeños que puedan parecer, al cabo de un año, son números gruesos y que pueden hacernos, incluso, que nuestra caja se tambalee. Así pues, parece necesario contar con un asesor energético que suele ser una figura externa a la empresa.

 

El asesor energético está de moda

Y es que la demanda de asesores energéticos está al alza porque todo el mundo habla de la eficiencia energética y de la importancia de la misma dentro de un negocio. Cada vez son más los empresarios que tienen mayor conciencia social y una necesidad creciente de controlar los costes energéticos.

 

asesor energético

El asesor energético tiene la misión de analizar, en detalle, todo elemento relativo al consumo energético. Desde las instalaciones, a las tarifas, los consumos y los hábitos de consumo. Y, una vez analizados esos parámetros, el asesor ofrece soluciones para controlar y optimizar el consumo energético. De hecho, un buen asesor energético debe ser capaz de detectar todas las necesidades de una empresa y concienciar sobre la necesidad y el modo de economizar los consumos y adecuar las instalaciones, pero manteniendo el nivel de los servicios operativos de la empresa.

 

Un asesor energético para cada perfil

Del mismo modo que cada empresa tiene una facturación y una dimensión diferente, el asesor energético puede trabajar con distintos tipos de clientes: desde un particular, una PYME o una gran industria. El buen asesor energético siempre aplicará la mayor profesionalidad sea cuál sea la empresa para la que trabaja pero las necesidades y el modo de trabajo serán muy distintos.

 

¿Por qué necesitamos un asesor energético para optimizar nuestro consumo?

Porque no lo puede llevar a cabo el empresario o alguno de los trabajadores de la empresa que se dedica a funciones muy distintas. El consumo energético es una preocupación y una necesidad por parte de todos los usuarios. Sin embargo, la necesidad de contar con un asesor energético no está ampliamente extendida en España. Solo, en los últimos años, este profesional ha empezado a tener más presencia, de forma externa, en las empresas.

 

Para empezar, debemos tener en cuenta que un asesor energético es un profesional con unas capacidades y formación técnica y académica. Se le supone, además, experiencia en el ámbito de la energía. Todas esas capacidades derivan en un asesoramiento profesional y adecuado para lograr el ahorro energético.

 

¿Cómo trabaja un asesor energético?

Existen muchos aspectos que debemos tener en cuenta en el trabajo de un buen asesor energético. Tanto desde sus habilidades personales hasta su capacidad de aportar soluciones eficientes.

Por tanto, un asesor debe tener capacidad de escucha, síntesis y capacidad de análisis. Todo ello, destinado a detectar problemas de consumo y gasto en nuestra factura eléctrica.

Este sería un protocolo de actuación eficiente para empezar a trabajar con un profesional de la energía.

  1. Para empezar, un asesor energético debe empezar por plantear la existencia de un gasto que queremos reducir. Es decir, averiguar por qué consumimos una determinada cantidad de energía. El asesor debe analizar y aclarar en qué estás gastando la energía. Esto se traduce en asesoramiento sobre la cantidad de energía que consumes y la que desaprovechas, o conocer si estás pagando de más en tus facturas.
  2. El asesor energético es un experto en materia tarifaria y puede orientarte y asesorarte sobre la lectura y comprensión de una factura. Además puede explicarnos los conceptos básicos relativos al funcionamiento del mercado de la energía.
  3. Una vez conocidas las circunstancias iniciales que derivan hacia nuestro consumo, el asesor debe empezar a introducir medidas sencillas de ahorro de fácil adaptación. Por ejemplo, en la iluminaria, con la adaptación a bombillas LED.
  4. En caso de ser empresa que genera energía reactiva, el asesor debe hacer un estudio del origen y cantidad de reactiva y aportar soluciones en forma de dispositivos adecuados, como las baterías de condensadores más apropiados en función de nuestras necesidades.
  5. Un buen asesor  detecta los puntos de consumo más elevados, tales como la calefacción, o maquinarias de gran consumo, y determinar soluciones de optimización al respecto.
  6. También es importante que el asesor maneje el mercado eléctrico, las distribuidoras y comercializadoras y sus planes y tarifas. De esta manera podrá aportarnos soluciones más amplias. Por ejemplo, en cuanto a las tarifas con discriminación horaria o la optimización de la potencia contratada.
  7. Propuesta e implantación de soluciones tecnológicas. Uno de los aspectos en los que un asesor energético basa sus aportaciones es en el de las soluciones tecnológicas. Cada vez existen mayores herramientas en forma de hardware y software que permiten monitorizar y optimizar nuestros consumos. Son soluciones de eficiencia energética basadas en aparatos de telemedida y telegestión, con soporte de plataformas web que permiten analizar y optimizar nuestro consumo.

El asesor energético, al mismo tiempo que proporciona eficiencia y ahorro energético también tiene una responsabilidad social. Su trabajo implica optimizar los consumos, lo que directamente afecta a la emisión de gases. Es decir, tiene una función que implica a la sostenibilidad medioambiental.

Pon un asesor energético en tu vida

Actualmente, la diversificación profesional ha llevado a una especialización de diversos ámbitos del consumo y los servicios. Esto quiere decir que, en la gestión empresarial no podemos dominar todos los aspectos por nosotros mismos. Debemos delegar funciones. Y la asesoría energética tiene suficiente recovecos como para hacer recomendable contar con un asesor energético.

 

La complejidad de este sector hace muy recomendable contar con un asesor energético que nos impulse hacia la eficiencia y el ahorro. No hablamos de cantidades bajas, sino de una suma de dinero considerable cada mes. Y más aún, a final de año.

 

Además, desde la apertura del mercado eléctrico, y dada la complejidad de su regulación, existe una amplitud de oferta que puede llegar a sumirnos en una odisea para encontrar la mejor opción. O la más adecuada para nuestro consumo. Y es aquí cuando tu asesor energético puede darte un respiro, aportarte calma y tranquilidad.

 

 

Otras misiones del asesor energético

Un asesor energético puede llegar a convertirse en un gran aliado de la rentabilidad de nuestra empresa. Y de nuestro ahorro en general. Además de todas las funciones descritas hasta ahora, también podemos señalar que el asesor puede ser nuestro “representante” o portavoz frente a la distribuidora o comercializadora con la que trabajamos. Nuestro asesor será quien tenga constancia de cuándo contratamos, cuándo vencen nuestros plazos contractuales, o cuáles son las mejores opciones justo en este momento.

 

 

En definitiva, tu ahorro energético es la finalidad esencial del asesor energético

Y como ya hemos dicho, el asesor energético nos aporta infinidad de soluciones. NO solo a nivel de consumos y tarifas, sino también respecto a instalaciones o contratación de nuevas soluciones tecnológicas. Y en este ámbito existe una oferta muy interesante que nos permite tener controlada hasta la última bombilla en nuestras instalaciones. Soluciones de telemedida, monitorización, análisis y optimización. Herramientas adaptadas a cada necesidad, desde submetering hasta baterías de condensadores. Nuestro asesor puede recomendarnos instalaciones de paneles solares con el fin de ahorrar, o la incorporación de sistemas de aislamiento térmico y climatización de espacios. Todo lo relacionado con la eficiencia energética está bajo el control del asesor energético.

 

Un asesor debe ser empático. Debe sabe escuchar…

Tu asesor energético debe estudiar muchas variables. Y ofrecer soluciones para cada una de ellas. Debe conocer nuestra facturación y adoptar soluciones en función de ella. Por ello, debe conocernos, debe identificarse con nuestras necesidades y objetivos. La optimización y el ahorro energético en nuestro negocio debe ser su prioridad.

 

Al mismo tiempo, deberá conocer las instalaciones con las que contamos para su mejor mantenimiento y vida útil.

Necesitas un asesor energético si te haces algunas de estas preguntas…

  • No sé si acabo de entender los conceptos de mi factura de energía.
  • Tampoco sé muy bien en qué se gasta la energía de mi empresa…
  • Tal vez esté desperdiciando energía y no sé cómo ni en qué
  • Todo ello me lleva a pensar que puedo estar pagando más de lo que debería
  • O que incluso, mis instalaciones no están adaptadas, o no son lo más eficientes en términos energéticos.
  • Y, obviamente, no dispongo de tiempo para hacer un análisis profundo de mis tarifas y consumos…

Si te identificas con la mayor parte de estas cuestiones, entonces sí, necesitas un asesor energético.

El asesor energético te aportará las soluciones a todas estas dudas. Piensa que se trata de un profesional y que él podrá darte un asesoramiento profundo en tus cuestiones sobre suministro de energía. Y, cuando ejecutes sus soluciones, empezarás a ahorrar mucho dinero en tus facturas. Es una inversión imprescindible.

 

Gracias a él, entenderás tus facturas, cómo tienes configuradas tus instalaciones, cómo funcionan los contratos de suministros, cómo son tus hábitos de consumo y cómo mejorarlos, o como evitar desperdicios o sanciones…

 

 

Asesores energéticos que trabajan con nosotros

Podríamos decir que Linkener es el fabricante y el creador de todas las soluciones energéticas que desarrollamos para empresas, industrias y edificios públicos. Cuando cualquier empresario se pone en contacto con nosotros, directamente le remitimos a uno de los asesores energéticos con los que trabajamos. Siempre son personas muy profesionales y mandamos al cliente a aquel asesor energético que está cerca de su distrito postal para ofrecerle un trato personalizado.