Lo que debe tener tu plan de eficiencia energética

¿Te estás iniciando en el sector energético? ¿Tus clientes te piden que desarrolles un plan de eficiencia energética y no sabes por dónde empezar? No te preocupes, sabemos que desarrollar este documentos puede ser algo laborioso, es por ello que queremos ayudarte a salir del paso lo más indemne posible.

¿Para qué quiere el cliente un plan de eficiencia energética?

Actualmente, todas las empresas están interesadas en reducir su consumo energético, no solo para ahorrar en su factura de la luz, sino también para mostrarse como una empresa más eficiente de cara a la sociedad. Es por ello, que en los últimos años la figura del gestor energético ha ido cobrando importancia tanto en grandes empresas como en pymes. 

A través de este plan, las empresas pretenden conocer de primera mano qué medidas va a llevar a cabo el gestor energético y qué resultados se van a obtener si deciden implementarlas. Además, tú también podrás recoger todos los datos de consumo energético que se han llevado a cabo en la empresa para trazar tu plan en base a ello y personalizar al máximo tu servicio.

¿Cómo elaborar un buen plan de eficiencia energética?

Como se suele decir, no se debe empezar la casa por el tejado. De nada vale empezar a implementar medidas de ahorro si no tenemos claro que es lo que hace falta mejorar. En este artículo podrás descargar, de manera gratuita, una plantilla para crear tu PLAN DE EFICIENCIA ENERGÉTICA que podrás modificar a tu antojo y personalizar con el logotipo y los colores corporativos de tu empresa, para ofrecerle a tu cliente toda la información que solicite.

Tu plan de eficiencia debe contar con una serie de apartados fijos, que se deben de ver reflejados en cualquier caso:

  1. Medición y análisis del consumo actual de la empresa
  2. Objetivos que queremos conseguir implementando este plan
  3. Acciones que vamos a llevar a cabo para alcanzar dichos objetivos
  4. Tiempo en el que se van a desarrollar dichas acciones
  5. Revisión de las acciones
  6. Tabla resumen del ahorro

A continuación explicaremos qué incluir en cada una de las partes.

Medición y análisis del consumo actual de la empresa

Antes de nada, debes conocer cuál es la situación actual de la empresa. Acceder a este tipo de datos es un trabajo laborioso del que se va a sostener todo el plan, así que échale tiempo y mucha paciencia.Pautas de un plan de eficiencia energetica de Linkener

Recuerda que en el mercado existen diversas soluciones tecnológicas como las de Linkener, que te pueden facilitar el trabajo, ya que ofrecen la posibilidad de analizar detalladamente el consumo energético de tus clientes y obtener informes personalizados con el logotipo de tu marca.

Nosotros te indicaremos algunos de los datos que deberías examinar de tu cliente, pero recuerda que tú eres el gestor energético y puedes añadir o eliminar los que consideres en función de lo que buscas.

Análisis de los equipos empleados

Dependiendo de la empresa, hay una mayor probabilidad de que haya un mayor consumo energético. No se consume la misma energía en un hospital donde hay toda clase de actividades (equipos médicos, lavandería, servicio de comida) que una pyme.

Debes conocer qué cantidad de energía consume cada equipo por separado, y en función de ello tomar decisiones.

Análisis de costes

Una vez conozcas el consumo energético de cada equipo, debes calcular el porcentaje de coste que representa para la empresa la utilización de dichos dispositivos sobre el coste total.

Esto te ayudará a orientar a tu cliente sobre qué tarifa le conviene más, en función de las horas en las que el equipo esté activo. Es decir, debes recopilar información sobre cómo estás gestionando cada suministro.

Análisis del comportamiento de los empleados

Deberás observar el comportamiento de los empleados para conocer de manera aproximada cuál es su compromiso con la eficiencia energética. ¿Apagan los equipos cuándo se van a comer? ¿No apagan las luces cuando abandonan su puesto de trabajo? ¿Dejan las regletas encendidas durante su periodo de vacaciones?

Aunque los comportamientos de los empleados no son medibles en lo que a consumo energético se refiere, sí que pueden suponer un gasto energético importante a final de año.

A veces, analizar estos datos es complicado. Por eso te aconsejamos elaborar un DAFO en el que puedas ver de un primer vistazo el análisis interno de la empresa (fortalezas y debilidades), pero también las diferentes oportunidades y amenazas que dependen del entorno.

Objetivos que queremos conseguir implementando este plan

Tras analizar la empresa de tu cliente, debes establecer los objetivos a los que quieres llegar a corto y a largo plazo. Recuerda que los objetivos que plantees deben ser SMART (específicos, medibles, alcanzables, relevantes y a tiempo).

Un ejemplo de objetivo SMART sería: «Reducir el gasto en iluminación un 20% en los próximos 12 meses»

Los objetivos deben estar elaborados no sólo por el gestor energético, sino también por los trabajadores de la empresa, que son los que lo van a llevar a cabo.

Acciones que vamos a llevar a cabo para alcanzar dichos objetivos

Una vez hayas analizado el consumo energético de la empresa y los objetivos que quieres alcanzar en base a ellos, debes pensar las acciones que vas a llevar a cabo.

No es necesario que desarrolles una acción para cada problema. Piensa que única acciones puede solucionar más de un objetivo que tenías planteado en el plan de eficiencia energética.

Además, una acción no implica necesariamente un desembolso económico. En el día a día a los empleados pueden adoptar pautas de comportamiento que reduzcan el gasto energético de la empresa. Por ejemplo, una de tus acciones a implementar puede ser la de concienciar a los empleados para intentar reducir el consumo de todos los dispositivos presentes en una oficina realizando jornadas de buenas prácticas.

Tiempo en el que se van a desarrollar dichas acciones

Mantener al cliente informado sobre todo lo que va a suceder, es algo que debes incluir en el plan. Es muy importante que se tenga claro en qué momento se van a empezar a implementar las acciones y cumplir los plazos.

Hay acciones que son más costosas de llevar a cabo. Consulta con tu cliente en que momento conviene empezar a desarrollarlas.

Es aconsejable empezar por aquellas acciones que reporten un mayor ahorro energético, así podrás empezar a reducir tu factura de la luz de manera más inmediata.

Revisión de las acciones

A medida que vayas implementando una acción es necesario que estés pendiente de si los resultados están siendo los esperados. El objetivo de este punto es poder detectar posibles errores y que estes no supongan una pérdida económica, ni de tiempo, para la empresa.

Tabla resumen del ahorro

Tan importante es ejecutar el plan de eficiencia energética, como ver los resultados obtenidos gracias a él. A través de la tabla resumen podrás tener enumeradas en un solo vistazo cuáles son las acciones que has implementado, cual ha sido el ahorro energético conseguido en cada una de ellas y cuántas emisiones GEI se han evitado.

En conclusión, un plan de eficiencia energética nos ayudara a optimizar nuestro consumo energético haciendo que el cliente reduzca su factura eléctrica y contribuyendo al cuidado del medio ambiente. Sin duda, si implementas estos puntos en tu PLAN DE EFICIENCIA ENERGÉTICA tendrás el éxito asegurado.

¿Quieres reducir tu consumo energético?