Todo lo que debes saber sobre la energía solar térmica

Energía solar térmica, un paso hacia adelante

Las energías renovables están en auge y cada vez son más los que apuestan por satisfacer las demandas térmicas de una edificación a través de la energía solar térmica. Pero, ¿en qué consiste exactamente?

¿En qué consiste la energía solar térmica?

A pesar de que lleva estando presente en nuestras vidas desde hace varios años, la preocupación por el medio ambiente y el impulso de las energías renovables han puesto de moda este concepto.

Los sistemas de energía solar térmica captan la energía de la radiación solar mediante un captador por el que circula un fluido y la envía a un sistema para que pueda emplearse para obtener agua caliente o tener calefacción.

La energía solar térmica te permitirá calentar tu hogar o un edificio sin la utilización de ningún combustible, empleando únicamente la energía del sol. Sus aplicaciones en la vida diaria son de lo más variadas: desde el aprovechamiento de grifos o duchas hasta la climatización de piscinas.

La producción de agua caliente sanitaria (ACS) es la principal aplicación de la energía solar térmica, debido a la gran cantidad de veces que consumimos esta energía a lo largo del año.

En la actualidad, este tipo de energía es tan relevante que El Código Técnico de la Edificación exige que las nuevas edificaciones, o aquellas que están siendo rehabilitadas, cuenten con energía solar para cubrir las necesidades energéticas de ACS.

Diferencias entre la energía solar térmica y la fotovoltaica

Ahora que tienes claro qué es la energía solar térmica, es muy importante que entiendas las diferencias que existen entre este tipo de energía y la fotovoltaica, ya que a pesar de que ambas son renovables, su forma de producir energía es totalmente diferente.

La primera emplea el calor del sol, mientras que la segunda transforma la radiación solar en energía mediante corriente eléctrica, con el objetivo de ver reducida la factura eléctrica o autoabastecerse mediante la energía solar.

Ventajas y desventajas de este tipo de energía

Además de servir como apoyo a la producción de agua caliente sanitaria y aplicarse para la climatización de piscinas, la energía solar térmica cuenta con un sinfín de beneficios:

  1. Es una energía procedente de una fuente inagotable y, sobre todo, gratuita: el Sol.
  2. Se diminúen las emisiones de CO2, y por tanto, el efecto invernadero. Se calcula que este tipo d energía es capaz de evitar la emisión de la atmósfera de una tonelada de CO2 al año.
  3. Es muy eficiente en la producción de ACS (agua caliente sanitaria), llegando a cubrir el 80% de las necesidades dependiendo de la zona de España dónde esté.
  4. A pesar de la inversión inicial que hay que realizar para poder obtener energía solar térmica, los gastos se amortizan a medio plazo.
  5. La vida de los equipos que generan este tipo de energía tienen una vida media de 20 años y no requieren prácticamente ningún tipo de mantenimiento.

Entre las desventajas, solo existe una que se desaparecerá en unos años:

  1. Su montaje puede representar ciertos problemas, ya que en los edificios antiguos no se tenía en mente la instalación de este tipo de sistemas a nivel proyecto.

¿Cómo funciona una instalación solar térmica?

Una instalación solar térmica está formada por varios sistemas:

Sistemas de captación de radiación solar

Estos sistemas cuentan con captadores o paneles solares que se encargan de absorber el calor del sol y transformarlo en energía térmica, aumentando su temperatura.

Dentro de los sistemas de captación existen diferentes tipos. Entre los más destacados están:

  1. El captador solar térmico no vidriado. Tienen un coste relativamente bajo comparado con otros captadores.
  2. El captador solar plano. Es el más empleado, y por lo tanto el más conocido. Se pueden obtener aumentos de 60ºC y se suele emplear para ACS, climatización de piscinas o apoyo a la calefacción. Su coste es bastante reducido.
  3. Los captadores solares de vacío. Se trata de un tubo de vidrio, donde se ha creado una atmósfera de vacío, que recubre el tubo metálico que contiene el fluido de trabajo y que forma, entre ambos una cámara que actúa como aislante. Permite alcanzar temperaturas de más de 100ºC y aprovecha mucho más la radiación solar, pero su precio también es más elevado que el de los anteriores captadores.
  4. Los captadores solares con sistemas de concentración de la radiación. Se utilizan para instalaciones que requieren temperaturas elevadas. Concentra toda la radiación solar en un único punto gracias a su forma semi-cilíndrica. Actualmente el fluido alcanza temperaturas cercanas a los 400ºC.

Sistemas de acumulación de energía solar

Tan importante es absorber el calor del sol, como saber retener dicha calor en un depósito para su uso posterior. En definitiva, se almacena el agua caliente para poder utilizarla para la piscina, el ACS o para la calefacción.

Este sistema de acumulación puede contar con diversos depósitos cuya capacidad dependerá de las necesidades de consumo que existan en el inmueble.

Sistema de distribución de energía solar térmica

Este sistema se encarga de distribuir la energía térmica. En este sistema están presentes todos los elementos destinados a la repartición del calor y de la utilización para su consumo.

Sistemas convencionales de apoyo energético

También se engloban aquí, los sistemas de apoyo de energías convencionales (eléctricos, caldera de gas o petróleo) para poder completar la energía solar térmica en caso de que haya una ausencia de radicación solar por un exceso de demanda.

Se utilizan exclusivamente como apoyo a la energía solar térmica. Es decir, sirven para complementar la energía obtenida por la radiación del sol en caso de que haya una mayor demanda a la habitual.

En Linkener, no solo apostamos por las energías renovables, sino que también contamos con diversas soluciones de telemedida, monitorización, análisis y optimización energética, gracias a las cuales podrás reducir tu consumo de energía y ser más consecuente con el medio ambiente.

 

¿Quieres una instalación fotovoltaica de autoconsumo?