El sector eléctrico, en tela de juicio por la inestabilidad de sus precios

febrero 2, 2018 1:20 pm
|Publicado por

La imagen de las compañías eléctricas está en declive. La opinión pública y los consumidores, en general, no acaban de entender las variables del precio de la luz. Escapan a nuestra comprensión. Por suerte existen algunos colectivos y asociaciones que nos aportan información al respecto. Pero uno de los aspectos en los que todos coinciden es que el actual sector eléctrico está obsoleto y es insostenible. Al menos, con los parámetros que lo rigen actualmente.

Por ejemplo, un informe del Observatorio de la Sostenibilidad, dedicado a medir el impacto humano sobre los procesos medioambientales, económicos y sociales, apunta que estamos inmersos en un sistema eléctrico insostenible.

Principalmente por el aumento de emisiones contaminantes. Pero también por los desproporcionados márgenes de beneficios que facturan las grandes corporaciones. Y estos grandes beneficios se sustentan en las abusivas tarifas que deben asumir los ciudadanos.

sector electrico

Todos estos resultados se plasman en un informe sobre el sector energético, realizado por el Observatorio de la Sostenibilidad: “Winter is coming, el triangulo de la insostenibilidad del Sistema Eléctrico”. Este documento explica el malestar y percepción poco favorable hacia las compañías del sector eléctrico.

Uno de los aspectos que hace que sector eléctrico español sea insostenible es la ineficacia del Gobierno, capaz de controlar las decisiones empresariales de las empresas de este sector, presuntamente liberalizado. En el informe del Observatorio de la Sostenibilidad se concluye que es urgente, y necesaria, una reforma política que frene la insostenibilidad que azota al sector energético.

De hecho, el informe muestra datos alarmantes respecto a las consecuencias sobre los ciudadanos, especialmente en términos de pobreza energética. Y no solo a nivel doméstico. El sector empresarial y las industrias, en concreto, se están viendo afectadas por esa inestabilidad en el precio de la electricidad. De forma dramática, las consecuencias afectan al conjunto de la economía española. Para echarse a temblar.

Datos reveladores sobre nuestro sector eléctrico

Una de las conclusiones de este informe establece que la mala imagen del sector eléctrico, en general, y las compañías eléctricas en particular, se basa en datos como el siguiente: las grandes empresas energéticas españolas tiene un beneficio doblemente superior a la media de las empresas eléctricas europeas. Y el contraste es mayor porque los usuarios de energía españoles reciben las facturas más elevadas de la zona Euro, tanto a nivel doméstico como empresarial.

Pero hay más datos preocupantes. El informe “Winter is coming” analizó los beneficios empresariales del sector durante los últimos cuatro años. Y lo hicieron comparando las compañías eléctricas españolas con sus vecinas europeas.

sector electrico

 

Mientras los beneficios por facturación en el sector eléctrico español alcanzan el 18%, en otros países como Alemania (con mayor poder adquisitivo), es del 11%. Mientras que, en Reino Unido, el beneficio roza el 7%. Los datos son más preocupantes si los comparamos en el contexto económico-social de cada país. España ha soportado una crisis económica pese a la cual, las grandes corporaciones eléctricas han aumentado sus beneficios por encima de la media europea.

 

Para más escarnio, las empresas eléctricas españolas son las que más C02 emiten a la atmosfera, en comparación con el resto de sectores industriales nacionales. En definitiva, estamos a la vanguardia de polución en Europa.

Un dato más: entre los años 2005 y 2016, los consumidores españoles son los que han sufrido un mayor incremento del precio de la electricidad en Europa, solo superados por los precios de Grecia y Reino Unido. Un lugar en un podio al que nadie querría subir.

Responsabilidad gubernamental sobre el sector eléctrico

El informe del Observatorio de la Sostenibilidad apunta a la necesidad de reformas a nivel político. De hecho, se responsabiliza al marco legislativo actual establecido en el BOE. Este permite que exista un mercado basado en subastas desproporcionadamente caras.

La permisividad de las instituciones con el sector eléctrico español determinan estos abusos que perjudican al consumidor final. La falta de control y regulación determinan la ineficacia de un sistema eléctrico insostenible.

Las decisiones políticas tienen una trascendencia fundamental sobre el sector energético en general, y el eléctrico en particular. Los grandes beneficios de las eléctricas españolas se basan en decisiones políticas que perpetúan los privilegios de este sector. Nos referimos a ayudas y subvenciones en el sector del gas y el carbón (dos de los más contaminantes de toda la industria), la permisividad con las nucleares o los ingresos por los costes de transición a la competencia.

El sector eléctrico o las emisiones desproporcionadas

sector eléctrico

Aunque estos datos afectan a nuestro bolsillo, y lo percibimos en términos corto placistas, existe otro aspecto preocupante que ya hemos citado: las emisiones contaminantes.

Si analizamos las emisiones de las cinco principales empresas de energía en nuestro país, encontramos datos como los siguientes:

– Las cinco grandes empresas energéticas suman el 44% de las emisiones fijas.
– Esto, en términos absolutos, se traduce en un 17% del total de las emisiones de España.
– A la cabeza de emisiones está un grupo de grandes corporaciones, las grandes energéticas y otras grandes industrias. A saber: Endesa, Gas Natural Fenosa, Iberdrola, EDP Repsol, Arcelor, Cepsa, Cementos Portland, Cemex, Cementos Tudela y BP. Todas ellas aglutinan el 66,6% del total de las emisiones en el sector energético e industrial.

Soluciones para el sector eléctrico

Afortunadamente, existen colectivos, plataformas, iniciativas ciudadanas y organismos que velan por los derechos de los consumidores, como es el caso del Observatorio de la Sostenibilidad.

Este organismo no solo estudia los impactos negativos de un sector que necesita renovarse. También propone soluciones que, a medio plazo, deberían revertir esta preocupante situación. Entre las medidas propuestas por el Observatorio, se encuentran las siguientes:

1. Una reforma del mercado eléctrico. Pero también del marco legislativo en el que se acomoda el sector.
2. Una desaceleración de fuentes energéticas como el gas y el carbón.
3. Una creciente implementación de las energías renovables.
4. Una regulación sobre los cargos y privilegios directivos en un sector en el que priman las puertas giratorias y los vínculos personales político-empresariales.

Hay trabajo por delante. Pero las propuestas son ilusionantes. Y requieren la implicación de todos los colectivos sociales. Antes de que sea demasiado tarde.