tarifa-discriminacion-horaria-linkener

Tarifa de discriminación horaria: ¿es rentable contratarla?​

Son muchos los que hablan de las tarifas con discriminación horaria, sin embargo muy pocos conocen cuales son las ventajas que entraña. La necesidad de reducir los gastos en la factura de la luz, ha provocado que esta tarifa eléctrica se haya puesto de moda, especialmente entre las empresas, donde el consumo energético es más elevado.

La necesidad de las empresas de reducir el consumo de energía, ha provocado que en los últimos años muchas se hayan decantado por instalar ​contadores inteligentes o implementar sistemas de telemedida.

En los últimos años, el término de discriminación horaria ha ido adquiriendo relevancia en los diferentes sectores, pero, ¿en qué consiste exactamente?

Discriminación horaria, una tarifa a tener en cuenta por las empresas​

La Tarifa de Discriminación Horaria o TDH, antes conocida como tarifa nocturna, es una variedad de tarifa eléctrica que está disponible tanto para empresas como para particulares, y propone dividir los precios de consumo del kilovatio hora (kWh) según se haga en horas puntas o en horas valle.

Esta tarifa de luz, solo está disponible en aquellos hogares o empresas cuya potencia contratada sea inferior a los 15kW (2.1 y 2.0).

En el horario de discriminación horaria se establecen dos horarios diferentes:

  • Las ‘horas valle’ son aquellas donde el consumo de energía es más barato, es decir, de las 22 a las 12 horas en invierno y de las 23 a las 13 horas en verano. Las horas valles ocupan un total de 14 horas, ofreciendo al consumidor un ahorro del 40% con respecto a una tarifa de luz de precio fijo, en caso de que se produzca, al menos, un 30% del consumo eléctrico en horario nocturno o durante las primeras horas del día
  • Las horas puntas son aquellas en las que se aglutina el mayor porcentaje de consumo, es decir, desde las 12 a las 22 horas en invierno y las 13 a 23 horas en verano

Lo que se hace en las tarifas de discriminación horaria es reducir el precio de las ‘horas valle’ y aumentar el precio de las ‘horas puntas’ para disminuir el consumo en dichos intervalos.

¿Que ventajas voy a obtener tras contratar la tarifa de discriminación horaria?

Llegados a este punto surge una nueva pregunta: ¿Resulta rentable aglutinar nuestro consumo durante las horas nocturnas?. Obviamente la respuesta dependerá de nuestro consumo energético. Para conocer si es o no rentable, contratar este tipo de tarifa es necesario analizar nuestros hábitos de consumo.

Para ayudarte a tomar una decisión, te mencionamos algunos motivos por los cuales te debería interesar contratar una tarifa de discriminación horaria:

  1. No se trata de una tarifa nocturna, por lo que no tendrás que realizar cambios en tus hábitos de consumo
  2. Se estima que un hogar medio puede llegar a ahorrar unos 70 euros por tener la tarifa con discriminación horaria sin hacer apenas esfuerzos.
  3. Aquellos que cuenten con un contador digital o inteligente tan solo deberán abonar 9,04€ a su distribuidora eléctrica
  4. Durante el fin de semana también consumimos, sobre todo en horario nocturno, ya que por el día nos encontramos fuera de casa
  5. La nevera, el congelador y otros electrodomésticos concentran un 50% del consumo en las ‘horas valle’
  6. Con el nuevo contador instalado en 2019 en todos los hogares y empresas españolas, no hay que hacer cambios en la instalación. Además, el contador ya es capaz de controlar el consumo hora a hora
  7. El contador con telegestión te permitirá acceder a información más detallada sobre tu consumo y conocer cuánto consumes en ‘horas puntas’ y ‘horas valle’
  8. En caso de que no sea rentable en tu hogar o empresa, puedes abandonar la tarifa con discriminación horaria cuando quieras, aunque algunas distribuidoras exigen un año de permanencia.

¿Qué impacto tiene la discriminación horaria en la rentabilidad de la empresa?

El hecho de concentrar el consumo energético en un horario de tarifa nocturna hace que muchos se planteen si realmente es rentable contratar este tipo de tarifa de luz en empresas.

El pago de las penalizaciones es la clave para aquellas empresas que sobrepasen el consumo de 15kW de potencia contratada. Generalmente, las empresas suelen contratar más potencia de la que realmente necesitan, algo que hace que la factura se dispare.

Es por ello que la discriminación horaria en empresas en más rentable si en lugar de contratar tanta potencia, pagan la penalización de haber sobrepasado varias veces la potencia contratada.

La potencia consumida por una empresa se puede medir a través de un maxímetro que te indica la potencia a la que has llegado en un determinado periodo mensual.

Solicita información