Impacto de la domótica en la eficiencia energética de edificios

Una persona permanece la mayor parte de su tiempo en un edificio, ya sea para trabajar o para vivir. Es por ello que, en estos entornos, es dónde se produce un mayor consumo de energía. Es por ello que en los últimos años se han incrementando las instalaciones domóticas con el fin de conseguir una mayor eficiencia energética en edificios.

¿Qué es la domótica?

Antes de adentrarnos en profundidad en el impacto de la domótica en la eficiencia energética de edificios, vamos explicar brevemente en qué consisten las instalaciones domóticas y todas sus peculiaridades.

En los últimos años se ha disparado la incorporación de nuevos sistemas tecnológicos en nuestra vivienda o en el lugar en el que trabajamos. Lo que en un principio debería facilitarnos la vida, se ha acabado convirtiendo en un derroche ecológico y económico al que debemos hacer frente.

Pero, ¿qué es un sistema domótico? Pues bien, a través de esta tecnología podrás integrar en una única plataforma de gestión todos los equipos que están presentes en un edificio: desde la iluminación a la climatización, con el objetivo de optimizar su funcionamiento energético, reduciendo el consumo y consiguiendo, por tanto, un mayor ahorro energético.

A través de las instalaciones domóticas no solo conseguirás mejorar la eficiencia energética en edificios, sino que obtendrás un mayor confort al poder controlar el consumo desde una misma plataforma.

Mayor eficiencia energética en edificios

Una de las ventajas que más peso tiene a la hora de decidir contar con una instalación domótica en un edificio es la eficiencia energética que vamos a obtener. Generalmente, contamos con diversos dispositivos que nos suponen un incremento de la factura eléctrica a final de mes, es por ello que es muy importante contar con una tecnología que nos permita obtener un mayor ahorro energético.

Entre otras cosas, la domótica ayuda a controlar el ahorro de agua, luz y gas. Es decir, podremos programar los diferentes aparatos que hay en un edificio para que se enciendan y se apaguen en el momento que queramos. El control domótico de la iluminación y de la climatización controla la gestión del 70% del consumo energético, lo que contribuirá a ser más ecológicos.

La domótica, por tanto, te ayudará a reducir la factura mediante un uso más racional de la energía. En resumen, una instalación domótica te apoyará en la:

  • Gestión de la climatización. Gracias a la domótica podrás programas en el encendido y el apagado del sistema de calefacción y del aire acondicionado. Además, también podrás controlar la temperatura por estancias.
  • Gestión de la iluminación. Podrás controlar el encendido y el apagado de todas las luces para evitar que estas queden encendidas cuando no haya actividad en el edificio. Además, también obtendrás una iluminación eficiente si instalas detectores de presencia en zonas de paso como el pasillo o el recibidor, para que se enciendan únicamente cuando detectan la presencia de alguien.
  • Gestión del consumo de los aparatos electrónicos. Podrás adaptar su funcionamiento a las horas más baratas de la OMIE, es decir, en los periodos valle.
  • Gestión del consumo del agua. También podrás controlar mediante griferías inteligentes el caudal y la temperatura del agua, consiguiendo un mayor ahorro energético sin necesidad de estar presente en el espacio físico del edificio.

Otras ventajas de la domótica en edificios

A pesar de que la eficiencia energética en edificios es el objetivo más perseguido a la hora de trazar un plan destinado a reducir el consumo energético, lo cierto es que la domótica te permitirá obtener otra serie de ventajas que quizás no habías valorado.

  • Un edificio más revalorizado. Un edificio más eficiente energéticamente en cuento a consumo energético adquiere un valor superior en el mercado, ya que es más respetuoso con el medio ambiente, algo muy valorado a nivel social.
  • Mayor seguridad. A través del sistema domótico podrás mejorar la seguridad de un edificio. Además, detectarás incidencias como por ejemplo, una inundación o un dispositivo que no funciona correctamente.
  • Domótica e IoT (Internet of things). El Internet de las cosas está revolucionando la domótica. Gracias a esto se puede interconectar los diferentes dispositivos que hay en un edificio con Internet pudiendo controlar el encendido y el apagado de los mismos.

Linkener te ayuda a conseguir una mayor eficiencia energética en edificios

En Linkener apostamos por las nuevas tecnologías ya que creemos que estas pueden ayudarte en tu trabajo al mismo tiempo que reduces el impacto ambiental.

En definitiva, desarrollamos y distribuimos dispositivos de teleactuación que permiten encender y apagar equipos de forma remota desde nuestra web. Si eres un gestor o asesor energético, una comercializadora, una ingeniería o una gran empresa, podrás ofrecer los mejores servicios a tus clientes, consiguiendo una gran reducción en su factura de la luz.

Gracias a nosotros, podrás controlar cuando se encienden y se apagan los equipos. Además, podrás automatizar el arranque y parada de motores y hacer que los equipos funcionen en las horas que más te interesen para alcanzar tus objetivos de eficiencia energética, al mismo tiempo que favoreces al ahorro económico, al confort térmico y al cuidado del medioambiente.

Si eres de los que no confían en las ventajas de tener domotizado un edificio, te ofrecemos la posibilidad de contratarlo con nosotros en modalidad de alquiler.

¿Quieres alcanzar la eficiencia energética?